Nro del 17 de Marzo de 2003 PORTADA QUIÉNES SOMOS PODCAST ARCHIVO
 
  Edición
  actual
  Reportajes
  Acentos
  Análisis
  Diálogos
  Grandes
  plumas
  Ecobreves
  Galería
  Vídeo
  Contactos
  Permisos
  de uso

P & R
“Hay que escuchar al desierto”
Por Alicia Sánchez

"El desierto siempre está entregando un gran mensaje respecto del ambiente, porque está avanzando hacia el sur, se está comiendo lo verde", dijo a Tierramérica el escritor chileno Hernán Rivera Letelier, cuyas novelas sobre la Pampa, en el extremo norte del país, se venden como pan caliente en Europa

SANTIAGO, (Tierramérica).- El autor de "La reina Isabel cantaba rancheras" y "Santa María de las flores negras" anticipa un cambio de escenario para la nueva obra en la que trabaja. Del desierto (su hogar, fuente de inspiración y telón de fondo de todas sus historias) se trasladará a las ciudades.

También dejará atrás las oficinas salitreras, como se conoce en Chile a los pueblos erigidos en el desierto a fines del siglo XIX, época dorada de la explotación del salitre.

Trabajador minero en el norte hasta la publicación de su primer libro y ordenado “Caballero de la orden de las artes y las letras” por el Ministerio de Cultura de Francia, Rivera Letelier dialogó en exclusiva con Tierramérica.

P.- Sus personajes siempre están luchando por algo. Si tuviera que escoger a dos que defendieran la naturaleza en una novela, ¿a quiénes elegiría? R.- A la Golondrina del Rosario de la novela "Fatamorgana de amor con banda de música", que luchaba para que plantaran un árbol o hicieran una plaza en su pueblo. También a Alma Basilia, la prostituta de "Los trenes se van al purgatorio", porque se la jugaba desde otro punto de vista. La conquista del desierto no habría sido posible sin el aporte de las prostitutas.

P.-Dos mujeres... ¿Cree que estamos más preocupadas por la preservación del ambiente? R.- Las mujeres siempre han sido la fuerza del mundo, en todo orden de cosas.

P.- Usted ha señalado que el desierto es una zona que obliga a centrarnos en nosotros mismos, a escucharnos. ¿Qué mensajes le envía hoy el desierto? R.- El desierto siempre está entregando un gran mensaje respecto del ambiente: "Si no cuidan el planeta, pronto va a quedar como yo", porque está avanzando hacia el sur, se está comiendo lo verde y está traspasando la frontera de Atacama. En este desierto los ambientalistas tienen una tarea muy grande, porque hay que conservar un patrimonio cultural que es único en Chile, las oficinas salitreras. Hago un llamado a los ambientalistas del mundo, porque es la única parte del planeta donde existen salitreras y si no se preservan, van a desaparecer.

P.- ¿Los pampinos cuidan ese patrimonio? R.- Todos están ligados a las salitreras. Cada cierto tiempo se celebran los aniversarios de las oficinas y miles de personas se desplazan por sus restos. Llevan música y comen en la que fue su casa. Los pampinos estamos quedando sin raíces porque destruyeron el lugar donde nacimos, nos casamos y enterramos a nuestros muertos. Los pampinos lucharon primero contra este desierto, lograron humanizarlo, darle vida y ahora estamos luchando por hacer florecer el desierto y mantener verde el recuerdo, la historia.

P.- ¿Qué tipo de libros recomienda para descontaminarse? R.- Los únicos que no recomiendo son los de autoayuda, porque uno termina más contaminado de lo que está.

* La autora es colaboradora de IPS

Ingresa tu correo electrónico y recibe gratis el boletín semanal de Tierramérica
Reportajes
El agua no es una mercancía
Acentos
Nicaragua remueve minas y alienta la paz
Grandes Plumas
Puebla, la hora de la verdad
Conectate
Minas antipersonales
Ecobreves
BRASIL: Conocen muy poco de biodiversidad...
CUBA: Limpian río habanero...
VENEZUELA: Al rescate del caimán del Orinoco...
AMERICA LATINA: Expertos agrícolas se reúnen en Costa Rica...
EL SALVADOR: Reclaman compromiso por el agua...
HONDURAS: Ley forestal enciende debate...

El cosechador de lluvias

Premio noruego para activista argentina

Nobel plantea ecuación de optimismo

 

Copyright © 2014 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados