Nro del 08 de Abril de 2001 PORTADA QUIÉNES SOMOS PODCAST ARCHIVO
 
  Edición
  actual
  Reportajes
  Acentos
  Análisis
  Diálogos
  Grandes
  plumas
  Ecobreves
  Galería
  Vídeo
  Contactos
  Permisos
  de uso


Crédito:
Acentos
El deshielo de las cumbres
Por María Isabel García

Los glaciares de Colombia sufren de descongelamiento, y sus fuentes de agua podrían agotarse en menos de 100 años.

SANTAFE DE BOGOTA, (Tierramérica).- El descongelamiento de los glaciares en Colombia podría agotar a mediados o fines de este siglo las fuentes de agua de deshielo que surten acueductos como el de la ciudad de Manizales, capital del departamento de Caldas.

La advertencia fue realizada por el director del estatal Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), Pablo Leyva. Manizales, de 345.000 habitantes, está asentada a 2.130 metros sobre el nivel del mar, en la cordillera Central, uno de los tres brazos en los que se bifurcan los Andes en esta parte de América del Sur.

Su acueducto se surte de los ríos Blanco y Chinchina y de varias quebradas que nacen en el Parque Nacional Natural Los Nevados, una extensión de 38.000 hectáreas en la que se hallan tres de los seis glaciares de Colombia: Tolima, Santa Isabel y Ruiz.

Por su valor ambiental el parque Los Nevados, en el corazón del eje cafetero, fue escogido como ecorregión estratégica. Cuarenta municipios de los centrales departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Tolima toman sus aguas total o parcialmente de fuentes que nacen en Los Nevados.

El glaciar del volcán nevado de Ruiz, a 5.400 metros de altura, es el más grande e imponente, de gran atractivo turístico aunque asociado a la tragedia de Armero (Tolima), en 1985. Una avalancha producida por el calentamiento, la erupción del volcán y el descongelamiento de sus cumbres, sepultó a más de 20.000 personas.

La merma de las capas de hielo y nieve en altas montañas es un fenómeno planetario que obedece al declive del actual periodo interglaciar, iniciado hace 10.000 años, explicaron a Tierramérica los geógrafos Jorge Luis Cevallos y Christian Uscátegui, del IDEAM.

"Hay que ser precavidos, pero no alarmistas. El deshielo se ha acelerado porque estamos al final de una era. Hay que pensar que una glaciación dura 100.000 años y un período interglaciar, 10.000", precisaron.

Cevallos y Uscátegui dicen que otros glaciares tropicales en Ecuador, Kenia y Namibia, también están descendiendo.

En la región Caribe de Colombia se halla el glaciar de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña intertropical más alta del mundo a orillas del mar, cuyos picos más altos, Colón y Bolívar, llegan a 5.700 metros.

Allí nacen numerosos ríos que riegan las planicies de los departamentos de Magdalena, César y Guajira. En su territorio viven unos 15.000 indígenas arhuacos, descendientes de los habitantes de Ciudad Perdida, uno de los centros prehispánicos más poblados del país, donde se lograron avanzadas técnicas de control de erosión y para el aprovechamiento del régimen de lluvias.

En esa zona se situó "Citurna, el país de las nieves", al que se refirieron con asombro los cronistas de la conquista española, como fray Pedro Simón, que habló de "dulcísimas aguas de oro que como culebras de cristal se deslizan de sus cumbres hasta lo profundo del valle". En otro brazo de los Andes, la cordillera Oriental, se levanta la Sierra Nevada del Cocuy, que da nombre a un parque de 306 hectáreas en jurisdicción de los departamentos de Boyacá y Casanare, al nordeste de Bogotá.

La Sierra Nevada del Cocuy es la masa de hielo y nieve más extensa de América del Sur sobre la línea ecuatorial. Alberga 22 picos nevados con alturas que oscilan entre los 4.800 metros del pico Diamante y 5.330 metros del Ritacuba Blanco.

Por último, en la cordillera Central, está el glaciar del Huila, cuya actividad volcánica es evidente, pues de sus grietas emanan gases y cristales de azufre en alturas hasta de 4.900 metros. Sus fuentes de agua fluyen a las dos principales ríos del país, el Cauca y el Magdalena.

* La autora es corresponsal de IPS

Ingresa tu correo electrónico y recibe gratis el boletín semanal de Tierramérica
Reportajes
Integración, medioambiente y pragmatismo
Conectate
Un cultivo prodigioso
Ecobreves
COLOMBIA: Protección botánica...
ARGENTINA: Pinos versus diversidad...

Nicaragua se juega el agua dulce por canal interoceánico

Códigos de barras hasta en las colmenas

Nueva York reaprovechará hasta las cáscaras de papa

 

Copyright © 2014 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados