Nro del 23 de Febrero de 2009 PORTADA QUIÉNES SOMOS PODCAST ARCHIVO
 
  Edición
  actual
  Reportajes
  Acentos
  Análisis
  Diálogos
  Grandes
  plumas
  Ecobreves
  Galería
  Vídeo
  Contactos
  Permisos
  de uso

Cecilia Iglesias en Nairobi.
Crédito: Gentileza de la entrevistada
Diálogos
"Clave ambiental está en los jóvenes"
Por Marcela Valente

La sociedad civil, reunida en Nairobi a instancias del Pnuma, pidió incorporar a la juventud en las delegaciones oficiales que negocian acuerdos ambientales como el del cambio climático, afirma en esta entrevista la activista argentina Cecilia Iglesias.

BUENOS AIRES, 23 feb (Tierramérica).- Convencida de que el camino hacia el desarrollo sustentable comienza con la participación de niños, niñas y jóvenes, la argentina Cecilia Iglesias devino en referencia de la sociedad civil latinoamericana en materia ambiental.

Con 32 años, esta licenciada en ciencias ambientales trabaja desde hace más de una década impulsando proyectos globales del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) que involucran a niños, niñas y jóvenes, entre ellos el GEO Juvenil y la Estrategia Tunza, ("tratar con cuidado o afecto" en la lengua africana kiswahili), adoptada en 2003 para comprometer a la juventud.

Hace casi 10 años creó en Argentina EcoPibes, un espacio virtual con 750 páginas de contenidos para niños de habla hispana, que recibe unas 80.000 visitas mensuales de una treintena de países.

La Cámara Juvenil Internacional le entregó en 2004 un reconocimiento como “joven sobresaliente” por su “liderazgo ambiental”. Y en 2005 EcoPibes fue destacado por el Banco Mundial y otras instituciones por el éxito alcanzado en la aplicación de tecnologías de la información.

Iglesias trabaja desde un pequeño apartamento en Buenos Aires, donde vive con sus dos hijos pequeños, merodeando entre libros y computadoras. “Ellos no sólo son los más vulnerables a los daños ambientales, sino que son quienes mañana tomarán las decisiones que afectan al planeta”, dice.

Iglesias estuvo en Nairobi, Kenia, en el Foro Mundial de la Sociedad Civil del Pnuma, celebrado los días 14 y 15 de este mes, como antesala de la 25 sesión del Consejo de Administración del Pnuma - Foro Mundial de Ministros de Medio Ambiente, del 16 al 20.

La sociedad civil planteó su inquietud por el impacto de la actual crisis económica en el ambiente y por una eventual reducción de la asistencia al desarrollo. No obstante, muchos vieron una oportunidad en esta coyuntura.

En tanto, los ministros debatieron sobre cómo abordar los principales retos ambientales en plena depresión global. Pero lo hicieron “a puertas cerradas”, dijo Iglesias.

En Buenos Aires primero y luego desde Nairobi, Iglesias dialogó con Tierramérica.

TIERRAMÉRICA: ¿Cuál es el objetivo de la participación latinoamericana?

CECILIA IGLESIAS: Incidir en la toma de decisiones sobre la administración del Pnuma y su plan de trabajo para los próximos años en las áreas prioritarias, e influir en el Foro de Ministros.

TIERRAMÉRICA: ¿Cuáles son esas áreas prioritarias?

CI: Cambio climático, desastres y conflictos, manejo de ecosistemas, gobernanza ambiental, sustancias nocivas y residuos tóxicos, y eficiencia de recursos, producción y consumo sustentable.

TIERRAMÉRICA: ¿Y quiénes participaron del Foro de la Sociedad Civil?

CI: Representantes regionales, academias, jóvenes, organizaciones no gubernamentales, empresarios, gobiernos locales, trabajadores, indígenas y mujeres. La representación de pueblos indígenas y de organizaciones campesinas fue muy escasa. TIERRAMÉRICA: ¿Cuáles son las preocupaciones latinoamericanas?

CI: Hubo muchas discusiones en el cambio climático. Hace rato se viene trabajando sobre cómo se preparan gobiernos y Pnuma para financiar y llevar adelante la adaptación a ese fenómeno. Cada organización tiene sus prioridades, que se vuelcan para llegar a un consenso que manifieste la inquietud.

Pero las discusiones de los gobiernos en esto fueron a puertas cerradas. Es una pena que los reclamos de la sociedad civil no hayan sido escuchados. Espero que esta burbuja gubernamental haya servido para que hablaran sin pelos en la lengua. Pero las primeras noticias que nos llegan de delegados de nuestra región es que quedó demasiado por decir.

TIERRAMÉRICA: ¿Surgió la preocupación por la Iniciativa para la Integración Regional de Sudamérica?

CI: Sí, eso está muy fuerte. Se trata de una serie de proyectos y obras de infraestructura regional que tendrán un gran impacto ambiental. Este año se buscó manifestar que la sociedad civil está muy preocupada por esa iniciativa. El problema está en lograr que los ministros tomen esta preocupación.

TIERRAMÉRICA: ¿Y qué probabilidades hay de que tengan éxito?

CI: Bueno, por eso también planteamos el tema de la gobernanza. Se habló de la necesidad de crear instituciones fuertes, nacionales y globales, que puedan llevar adelante esta agenda que responda a los desafíos que hay por delante.

TIERRAMÉRICA: ¿Se manifestó inquietud por el impacto de la crisis financiera global?

CI: Sí. Desde noviembre, en el foro latinoamericano que se realizó en Buenos Aires, ya todos expresaban su preocupación por cómo iba a afectar esto a la asistencia al desarrollo. Hubo incluso un diálogo específico sobre la crisis, pero todavía no tenemos respuestas claras.

Pero el mensaje final fue optimista. Muchos están planteando que la crisis es una oportunidad para la expansión de los principios de una economía verde. Es más esperanzador plantear alternativas cuando existe una percepción generalizada de que algo no salió bien. Hoy es clara la necesidad de un plan B.

TIERRAMÉRICA: ¿Cuáles son las perspectivas para los jóvenes?

CI: En ese aspecto logramos algo muy importante, que es la aprobación de la estrategia del Pnuma para los próximos seis años. Nuestra aspiración es incorporar jóvenes a las delegaciones de los gobiernos en negociaciones internacionales, especialmente de cambio climático. El logro podría haber sido aún mayor, pero tenemos mucho para estar orgullosos.

Nuestra región inició el debate, los jóvenes representantes del resto del mundo nos apoyaron y Argentina hizo posible que allí se expresaran. Fue el único momento en el que se aplaudió al Foro de ministros por su apoyo. Me siento muy satisfecha por eso.

Además, desde América Latina planteamos la necesidad de asegurar la participación plena de niños y jóvenes de distintos grupos, pero especialmente de indígenas, campesinos y discapacitados en las diversas actividades de la Estrategia Tunza.

* Corresponsal de IPS.

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos
Ingresa tu correo electrónico y recibe gratis el boletín semanal de Tierramérica
Reportajes
Buque Polarstern siembra controversia en el Atlántico
Acentos
Amazonia bordeando el despeñadero
¿Lo Sabías?
El Protocolo de Montreal
Ecobreves
BRASIL: Zoológico ahorra agua...
HONDURAS: Militares en operativo forestal...
VENEZUELA: Escolares preservan peces...
CHILE: Mapuches cuestionan consulta a pueblos indígenas...
CUBA: Peligro de incendios...

“Quemar la basura es derrochar recursos finitos y de energía”

\"Países en desarrollo ya hacen mucho por la biodiversidad\"

Empresas estudian riesgos y oportunidades climáticas

 

Copyright © 2014 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados