Nro del 11 de Julio de 2011 PORTADA QUIÉNES SOMOS PODCAST ARCHIVO
 
  Edición
  actual
  Reportajes
  Acentos
  Análisis
  Diálogos
  Grandes
  plumas
  Ecobreves
  Galería
  Vídeo
  Contactos
  Permisos
  de uso

Claudia Consamollo, de 16 años, lava la ropa de los más pequeñas de la comunidad con el jabón reciclado.
Crédito: Milagros Salazar/IPS
Reportajes
Reciclaje solidario entre España y Perú
Por Inés Benítez *

Ciudadanos de Perú y España se enlazan en un círculo virtuoso de desarrollo verde: emplear los recursos del reciclaje para financiar la educación y formación de niñas y niños sin familia.

MÁLAGA, España, 11 jul (Tierramérica).- Toneladas de jabones artesanales, elaborados con aceite de oliva reciclado, llegan por barco desde España hasta Perú y su venta y uso permiten sostener el desarrollo y la educación de niñas y niños de ese país sudamericano.

Arrojado al resumidero, un litro de aceite usado de cocina contamina 1.000 litros de agua y provoca graves daños ambientales, según la organización no gubernamental Madre Coraje que desde 1992 ha despachado a Perú 770 toneladas de jabón fabricado en su taller de la sudoccidental ciudad española de Jerez de la Frontera.

Cada pastilla de jabón, un bloque rectangular que parece una pieza de queso, "ayuda a cicatrizar y también cura los hongos”, asegura el peruano Alid Ala, de 15 años, natural de la región sureña de Cusco y uno de los 800 menores que viven en el albergue Comunidad de Niños Sagrada Familia en el distrito de Ventanilla, en las afueras de Lima.

La mitad de la asistencia que recibe el albergue procede de Madre Coraje que, además de jabón, incluye en sus donaciones ropa, alimentos no perecederos, medicinas, sillas de ruedas y máquinas de coser, explica a Tierramérica el fundador, Miguel Rodríguez, de 52 años, quien ha organizado talleres de panadería, costura y soldadura.

“No podemos vivir limosneando. Hay que transformar lo que nos dan en algo productivo”, agrega. Hace más de dos décadas, él decidió acoger a niñas y niños abandonados por sus padres o que debían dejar sus hogares ante el maltrato y las carencias.

Además de embarcar anualmente una media de 80.000 kilogramos de jabón, Madre Coraje entrega a empresas españolas 500.000 litros de aceite usado para su transformación en biodiésel y con los ingresos que obtiene de este reciclaje amplía el envío de ayuda humanitaria y la financiación de proyectos de desarrollo en suelo peruano.

El aceite se recoge en 300 contenedores distribuidos por seis provincias españolas. Madre Coraje fomenta también la reutilización y el reciclaje de desechos textiles, pilas, teléfonos móviles, radiografías, máquinas de coser y residuos aeronáuticos.

Según la española Asociación de Productores de Energías Renovables, en 2010 se fabricaron de forma industrial 196.000 toneladas de este combustible a partir de aceite usado, lo que supone casi 20 por ciento de todo el biodiésel producido en el país.

“El respeto medioambiental es un eje transversal de todas las actividades, iniciativas y proyectos que ponemos en marcha”, dijo a Tierramérica el presidente de Madre Coraje, Antonio Gómez.

En España no son pocas las organizaciones de desarrollo que emprenden iniciativas de cooperación con enfoque ambiental.

Las organizaciones no gubernamentales de desarrollo (ONGD) españolas ejecutaron en 2008 unos 6.233 proyectos de cooperación en 127 países, sobre todo en América del Sur y África subsahariana, en sectores como educación, salud, género, agua y saneamiento o alimentación. A ellos se destinó más de 792 millones de dólares, según datos del “Informe sobre el sector de las ONGD 2009”.

Los jabones de Madre Coraje se usan para lavar ropa y la higiene personal y se reparten "a lo largo y ancho de todo el Perú", en casas albergue de niños en riesgo, asilos de ancianos, organizaciones de discapacitados y de mujeres que buscan mejorar sus condiciones de vida, dice a Tierramérica el responsable del área de ayuda humanitaria de la ONGD en Lima, el peruano Manuel Conde.

El jabón es un recurso escaso en las poblaciones empobrecidas, y “uno de similares características al enviado por Madre Coraje puede valer hasta medio dólar”, calcula.

Conde destaca las cualidades medicinales del jabón, ya que previene la aparición de enfermedades de la piel, y relata que su uso forma parte de una estrategia educativa para que los beneficiarios, principalmente niños, valoren la importancia de la higiene en el desarrollo de sus vidas.

En el patio de la lavandería del albergue de La Sagrada Familia, Tierramérica vio a un grupo de adolescentes refregar con el jabón reciclado la ropa de “los más chiquitos de la comunidad”, según contó Claudia Consamollo, de 16 años y natural de Cusco.

Este jabón artesanal se compone de aceite, agua y soda cáustica que se mezclan en máquinas amasadoras de pan reutilizadas para este efecto, explicó el presidente de Madre Coraje.

Por barco se despachan asimismo alimentos, material escolar, bienes de equipo, ropa etiquetada y medicamentos, afirmó Gómez, quien precisó que cada contenedor contiene 20.000 kilogramos de materiales valorados entre 130.000 y 218.000 dólares.

“El jabón reciclado representa la cuarta parte del contenedor con 20 toneladas de donaciones”, calcula el fundador de La Sagrada Familia. La ayuda de Madre Coraje llega de manera directa a 11 de los 24 departamentos de Perú.

Hace años se propuso a las instituciones peruanas interesadas que produjeran su propio jabón pero, según Conde, “no fue posible porque en Perú no existe una cultura de consumo de aceite de oliva como en España, y es esta materia prima lo que hace especial” al producto.

La tónica ambiental también está presente en la asistencia oficial española.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) “ha integrado el enfoque del respeto por la sostenibilidad del medio ambiente como prioridad transversal en todas sus políticas", dijo la responsable de comunicación de la institución, Virginia Castrejana.

Según los últimos datos de la AECID sobre Ayuda Oficial al Desarrollo, el país ibérico destinó al sudamericano unos 126 millones de dólares en 2010.

* * Con aportes de Milagros Salazar (Lima).

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos
Ingresa tu correo electrónico y recibe gratis el boletín semanal de Tierramérica
Acentos
El desafío de una ensalada sana
Ecobreves
ARGENTINA: Yaguaretés en peligro...
BRASIL: Aguas purificadas con cáscaras de coco...
HONDURAS: Acuerdo social para preservar el bosque...

Nuevo intento de conciliar agricultura y conservación

Ruta en Parque Nacional do Iguaçu puede acabar en impasse

Minería masifica uso de agua de mar

 

Copyright © 2014 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados