Nro del 04 de Julio de 2005 PORTADA QUIÉNES SOMOS PODCAST ARCHIVO
 
  Edición
  actual
  Reportajes
  Acentos
  Análisis
  Diálogos
  Grandes
  plumas
  Ecobreves
  Galería
  Vídeo
  Contactos
  Permisos
  de uso

Plántulas de papa del banco genético in vitro del CIP.
Crédito: CIP.
Reportajes
Biotecnología abre puertas al desarrollo andino
Por Humberto Márquez

Colombia, Perú y Venezuela son vanguardia andina en la explotación de la biodiversidad, un mercado mundial que mueve más de 90 mil millones de dólares.

CARACAS, (Tierramérica).- El auxilio del camote peruano para combatir la falta de vitamina A en África, así como el hallazgo en Colombia de un biofungicida que ataca a plagas de los frijoles y de las rosas son muestras elocuentes de la aplicación de biotecnología para aprovechar, económica y socialmente, la biodiversidad andina.

Los países de la Comunidad Andina "contienen una gran riqueza de diversidad biológica y endemismos, y la biotecnología moderna ofrece la oportunidad de convertirla en elemento de desarrollo económico y social a través de su valoración, uso sostenible y conservación", según un estudio de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

La CAF es el brazo financiero de la Comunidad Andina, integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El biofungicida, descubierto por Guillermo Castellanos, del colombiano Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), es un extracto de swinglea (Swinglea glutinosa), árbol africano introducido en Colombia por productores de caña de azúcar, para utilizarlo como cerco vivo.

Castellanos notó que las plantas de swinglea crecían libres de patógenos y logró un extracto de ese árbol que combate eficazmente el oidio o cenicilla (Erysiphe poligon) y otros hongos que afectan al frijol, las rosas, el café y la uva Isabella.

El hallazgo lo hizo hace dos décadas "pero en esa época mandaban los agroquímicos", ha dicho Castellanos, cuyo extracto comenzaron a utilizar en años recientes no sólo cultivadores de frijoles, sino también floricultores que siembran rosas, uno de los productos de exportación más importantes de Colombia, responsable de unos 140 mil empleos.

El camote (Ipomoea batata) de Perú, también llamado batata o boniato, es rico en vitamina A, cuya deficiencia es factor de riesgo para mujeres embarazadas, y constituye la mayor causa de mortalidad infantil en buena parte del continente africano.

Por eso el Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en La Molina (en la periferia de Lima) se incorporó al programa Vitaa, o Vitamina A para África, buscando variedades mejoradas de camote, de mayor calidad y resistentes a plagas.

En el CIP se guardan semillas de cinco mil variedades de papa, seis mil 500 de camote y mil 300 de otras raíces y tubérculos comestibles, señaló a Tierramérica Marc Ghislain, especialista en biotecnología de esa institución.

El centro peruano "ayudó en la recuperación de las colecciones de semillas destruidas en Afganistán, participa de un programa para llevar variedades de camote resistentes a las tierras salinizadas por el tsunami del año pasado en el sureste asiático, y prepara otro de provisión de semillas a Corea del Norte, para atender su crisis alimentaria", explicó.

Colombia, Perú y Venezuela son vanguardia andina en el uso de la biotecnología para explotar de manera sustentable la biodiversidad, con Bolivia y Ecuador un poco más rezagados, quizá por sus complejas situaciones políticas, comentó a Tierramérica Roberto López, ejecutivo de desarrollo sostenible de la CAF, que junto con la Cepal condujo un estudio sobre el asunto.

En la región "existe un divorcio entre lo que se hace en universidades y centros de investigación, y los requerimientos y tendencias de los mercados. Los esfuerzos de instituciones como las nuestras apuntan a tender puentes entre uno y otro sector", comenzando por identificar las potencialidades, apuntó López.

Los cinco países de la Comunidad Andina están entre los diez más biodiversos del planeta. Sólo en Colombia se registran 45 mil variedades de plantas con flores y en Perú mil 703 especies de aves.

El potencial apenas insinuado de la biodiversidad andina se encuentra ante mercados que, según un estudio de Fernando Quezada para la CAF, movieron en 2004 más de 90 mil millones de dólares, entre ellos el de medicamentos (incluyendo vacunas) para humanos y animales, con unos 41 mil millones, pero también los de cosméticos y productos de cuidado personal, en particular para la piel y contra el envejecimiento.

A eso se agregan los pujantes mercados de medicina herbal y alimentos funcionales (con fines específicos), que movilizaron unos 20 mil millones de dólares en 2004, el de biotecnología agrícola (desde semillas hasta bioplaguicidas) con cuatro mil millones, y con volúmenes menores los de enzimas industriales, bioinformática (bases de datos y software sobre genética) y bioconductores electrónicos, que vienen creciendo hasta 40 por ciento al año.

El conocimiento básico existente de los seres vivos abarca la descripción de 91 por ciento de 45 mil vertebrados, y 85 por ciento de 270 mil plantas, pero menos de siete por ciento de 72 mil hongos y menos de uno por ciento de ocho mil bacterias y virus.

Los gobiernos andinos "disponen de instrumentos de políticas públicas para apoyar el desarrollo del sector biotecnológico", y en la CAF, "donde nos empezamos a mojar los pies" en esta materia, se identifican áreas sobre las que es preciso incidir, informó López.

Estos ámbitos son el apoyo a la comunidad científica y tecnológica, y el desarrollo de los recursos humanos. Ambos requieren medidas presupuestarias y fomento a la investigación y desarrollo, pero también estímulos a la comercialización y la búsqueda de alianzas estratégicas internacionales, abundó.

Esas naciones entienden que el intercambio de información y experiencias es vital para sostener sus posibilidades, pero también han dictado normas que aseguran su soberanía sobre tales recursos, un elemento que ha surgido en la discusión de un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, recordó López.

* El autor es corresponsal de IPS. Con aporte de Abraham Lama (Perú).

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos
Ingresa tu correo electrónico y recibe gratis el boletín semanal de Tierramérica
Acentos
Verano peligroso para centrales nucleares
Ecobreves
VENEZUELA: Nueva coalición ambiental...
BRASIL: Estudian flora amazónica...
GUATEMALA: Reglamentan emisión de gases...

Nuevo intento de conciliar agricultura y conservación

Ruta en Parque Nacional do Iguaçu puede acabar en impasse

Minería masifica uso de agua de mar

 

Copyright © 2014 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados